El ciclo de vida del producto

First product shot

Ciclo de vida del producto (Photo credit: Tormod Ulsberg)

¿Cómo algunos productos permanecen en el mercado a lo largo del tiempo? ¿Por qué otros han dejado de venderse?. Estas preguntas encuentran su explicación con el estudio del ciclo de vida de los productos.

Todo producto o servicio, al igual que los seres vivos, cumple un ciclo de vida. Podríamos definir dicho ciclo como el proceso cronológico que transcurre desde el lanzamiento del producto hasta su desaparición del mercado. El ciclo de vida del producto esta compuesto por una serie de etapas que vienen determinadas por la evolución de las ventas y beneficios crecientes al inicio, para disminuir posteriormente hasta su retirada del mercado.

Teniendo en cuenta esto último, resulta fundamental para nuestro negocio conocer en qué etapas se encuentran nuestros productos, de forma que podamos realizar una mejor estrategia  teniendo en cuenta factores tales como el entorno y la competencia.

Etapas del ciclo de vida del producto

Todos los productos tienen un ciclo de vida formado por cuatro fases, como se muestra en el siguiente gráfico:

 

Ciclo Producto

Ciclo de vida del Producto (Photo credit: Wikipedia)

A continuación, se describen con detalle las características de cada fase, así como los diferentes tipos de estrategias a seguir en cada una de ellas.

Fase de introducción o lanzamiento del producto

El ciclo de vida comienza con esta fase de lanzamiento. En ella, se empieza a distribuir el producto por primera vez, ya puede ser comprado por cualquier consumidor. Las ventas, como es lógico, crecen muy lentamente y como consecuencia los beneficios son inexistentes a lo largo de toda la fase. La duración de esta etapa dependerá del tipo de producto, es decir, si es totalmente nuevo y complejo, éste tendrá un proceso de adopción mucho más largo por parte de los clientes.

En esta etapa, resulta esencial realizar un gran gasto en promoción y publicidad, apelando a los primeros consumidores del producto. Solamente así lograremos salir rápido de esta fase de lanzamiento.

Fase de crecimiento

Una vez superada la fase anterior, el producto pasa a esta siguiente etapa. En ella las ventas y los beneficios empiezan a crecer de forma muy rápida. Este aumento en ventas atrae a la competencia que ve nuevas oportunidades de negocio. Además, los primeros consumidores continúan comprando el producto o servicio y gracias al boca a boca de estos, comienzan a adquirirlo el gran público.

La inversión en esta fase, continúa siendo muy alta pero el precio, aunque todavía es alto, comienza a disminuir. En esta fase, se busca crear un hábito de consumo que haga que el cliente repita habitualmente.

Fase de madurez

En esta tercera fase, las ventas llegan a su punto más alto de todo el ciclo de vida del producto. Una vez alcanzado este pico, las ventas comienzan a descender y como consecuencia también los beneficios disminuyen. Los competidores más pequeños comienzan a desaparecer debido a que no han conseguido lograr beneficios.

La fase de madurez es la más larga de todas las etapas del ciclo de vida y la gran mayoría de productos que se encuentran a la venta están en esta fase. Si llevamos a cabo estrategias de mejora de producto, conseguiremos alargar aún más esta etapa.Cabe mencionar, que los precios bajan producto de una guerra de precios y la estrategia en publicidad debe de estar orientada a diferenciarnos del resto de la competencia.

Fase de declive

En esta cuarta y última fase del ciclo de vida del producto, tanto las ventas como los beneficios comienzan a descender de forma muy clara. Normalmente, este descenso pronunciado en las ventas es debido a que nuestro producto ha quedado obsoleto o a cambios en las preferencias de los consumidores.Si nuestro producto tiene una gran imagen de marca, podemos optar por evitar que llegue hasta esta fase  retirándolo del mercado. De esta forma, dejaremos de vender nuestro producto cuando todavía se vende bien.

Por el contrario, también podemos optar por mantenerlo en el mercado rediseñándolo,  buscando nuevos clientes o nuevos usos. Pero, más tarde o más temprano, nuestro producto terminará desapareciendo.

 

Como puedes ver, el estudio de la vida de un producto resulta fundamental para saber en qué fase se encuentran nuestros productos o servicios y así poder aplicar distintas estrategias de marketing y maximizar nuestras ventas.

Enhanced by Zemanta