Sin duda son muchos los errores que se cometen cuando iniciamos una página web, a través del siguiente artículo trataré de exponer los más comunes y de más fácil solución para así mejorar el rendimiento de su web corporativa.

Errores más comunes en el diseño web

Los errores que más se cometen a la hora de poner en marcha una web son los siguientes, verán como les parecen obvios pero se suele caer en ellos sin darse cuenta.

Ventanas emergentes sin control, son muy frustrantes, mejor que no se abran. Es más fácil en el diseño obviar este punto y hacer que el propio usuario a su antojo abra los contenidos en distintas pestañas para así poder comparar.

El tener usuarios registrados es una fuente maravillosa de información para la empresa y se puede explotar este recurso de infinitas formas, pero hacer que todo el mundo se tenga que registrar en la página para ver el contenido es frustrante para el usuario y es pobable que pase de largo y derive a la competencia. Por tanto es recomendable utilizar este recurso sólo cuando sea necesario para acceder a secciones o contenidos concretos.

Scroll horizontal. Evítalo, como usuario me he dado cuenta que fuera de los fallos de ajues de la pantalla que escapan a nuestro control, el tener que desplazar la página en horizontal para ver contenidos es fastidioso.

El punto anterior puede ser consecuencia del siguiente error: no optimizar los diseños para el máximo número de navegadores. Existen diferencias entre los navegadores más comunes que todo buen diseñador no debe olvidar si quiere diseñar una web atractiva y sin fallos. De estas diferencias destaca por ejemplo el uso de fuentes, pues una fuente legible en Mac pueede no verse bien o de la misma manera en otros soportes.

Uso excesivo o innecesario de Flash. Hagan memoraia, cuando visitan una web y para ver un contenido les dicen que necesitan un plug-in que deben descargarse, ¿cuál es su primera impresión? A ver si acierto: creen que es un virus o que les están colando cualquier cosa, ¿verdad?

Contenido excesivo, es lo mismo que decir contenido que nadie ve. La clave está en seleccionar la información y redactarla de la forma más atrayente. Una serie de consejos que pueden ayudarle; párrafos cortos y bien diferenciados, resaltar la infomación mas importante en negrita, no utilizar un tamaño de fuente fijo, y poner el contenido de mayor importancia al inicio de la página.

Peso excesivo de las imágenes, sin olvidar los gifs o los anuncios que desde hace ya tiempo copan el inicio de las páginas. El peso excesivo hace que la página tarde más en cargarse del todo lo que lleva a que el tiempo de espera sea molesto para el usuario por lo cual puede presentar este una predisposición negativa de inicio.

Errar en los colores. El diseño policromático es muy útil para destacar contenidos y hacer a la página más apeticible para los clientes, pero si entre los colores elegidos no existe un contraste cuanto menos moderado hará que el contenido no sea legible.

Es muy molesto y enervante el uso de sonidos o música sin consentimiento del usuario, cuántas veces han tendio abiertas varias pestañas en su navegador y sin saberlo en una de ellas suena una musiquilla odiosa. Sinceramente, ¿creen que la incorporación de este contenido beneficia al diseño de su web?

Como siempre, espero que mis sencillos consejos les ayuden a mejorar en general el desarrollo de su empresa. ¿Seguro que se han dado cuenta de lo normal que es ver estos errores en la web?